domingo, 13 de diciembre de 2009

ARQUITECTURA EN QUERETARO

La ciudad de Santiago de Querétaro está fuertemente marcada por las obras arquitectónicas del barroco queretano de los siglos XVII y XVIII lo que, unido a lo irregular de su traza urbana, dotan a esta ciudad, sobre todo en su casco histórico, de un particular encanto.


La arquitectura de los diversos siglos se despliega en una continuidad sorprendente generando un marco original que contiene plazas, jardines y espacios abiertos de formas singulares.


En el barroco queretano vemos que resaltan, la búsqueda de movimiento, la exuberancia de formas fabricadas en piedra y argamasa, la combinación de motivos humanos, zoomorfos, vegetales o geometricos, la alternancia de líneas rectas y ondulantes, la repetición de elementos decorativos semejantes en diferentes fachadas, la profusión del color, el contraste entre la masividad y la esbeltez, por ejemplo de cúpulas y torres, el manejo de la luz y de la sombra, el énfasiis en la verticalidad y la utilización continua de arcos mixtilíneos.

La Arquitectura religiosa y civil en Santiago de Querétaro tiene una profusa cantidad de ejemplos excepcionales. Los conjuntos religiosos tanto de varones como de mujeres, construidos ya, bajo el sello del barroco en todas sus modalidades, son dignos ejemplos de alta calidad arquitectónica.

Los conjuntos conventuales de varones pertenecientes a los franciscanos, a los agustinos y a los jesuitas, hoy dedicados a museos y a espacios universitarios están abiertos a todo público y en ellos encontramos una lección de arquitectura virreinal.

El antiguo claustro del convento de San Agustín por la riqueza e iconografía de sus formas, junto con el claustro de la Merced en la ciudad de México, son considerados los dos patios barrocos de mayor belleza en toda Latinoamérica. Y, el trazo de la escalera monumental del ex convento grande de San Francisco es un ejemplo único de solución espacial a problemas de este género.


En cuanto a los conventos de Mujeres, sobresalen en la ciudad los templos de Santa Rosa y Santa Clara ejemplos del ultra barroco y el barroco churrigueresco los cuales conservan sus retablos dorados y singulares púlpitos, una integridad que nos permite saber cómo debieron ser los templos mexicanos en los siglos XVII y XVIII antes de la llegada del “renovador” neoclásico.

De este “nuevo estilo” queda en Querétaro para la posteridad el Templo y Convento de Teresitas, proyecto de Don Manuel Tolsá, maestro de este género y la Academia de Bellas Artes.

La arquitectura civil del barroco queretano fue ampliamente desarrollada, más a medida de que se consolidaron los capitales locales. Se construyeron “casas señoriales” y casonas para la aristocracia local y la élite española, criolla, mestiza e indígena. Se han conservado hasta la fecha, casas de clase media y modesta que nos hablan de la estratificación social que debió existir en la ciudad.

En esta arquitectura habitacional, los singulares patios como el de la Casa de la Marquesa, la llamada Casona de los cinco patios y otra infinidad de residencias, hacen gala de juegos de arcos mixtilíneos, uso de azulejos y fuentes que recibían las mercedes de agua.

Los exteriores en este estilo dominante en la ciudad alcanzan un grado máximo de expresión local en la Casa de Ecala. Calles como Hidalgo muestran la continuidad de casonas señoriales que se han conservado integras hasta hoy en día.

La obra civil que marco el siglo XVIII queretano fue la construcción del Acueducto y toda la obra de conducción de aguas limpias para llevar el vital líquido a las fuentes públicas u a las mercedes de aguas privadas. La arquería monumental se ha convertido en uno de los símbolos más importantes de la ciudad.

Querétaro fue cuidad de obrajes, pero la industrialización llegó en el siglo XIX con un personaje que revolucionó la producción en la ciudad: Cayetano Rubio, de este periodo nos quedan como testimonio la Fabrica del Hércules, de estilo neoclásico el Molino de San Antonio y como complemento de la industrialización, la antigua Estación de Ferrocarriles .

Otras muestras de arquitectura afrancesada, art Nouveau y después art deco y racionalistas, se fueron sumando a la arquitectura queretana.

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada